Noticias

23 de noviembre, 2018

Primer clásico para La Cañita. 

El primer clásico de su campaña consiguió La Cañita (Lookin at Lucky) al ganar el Premio Jorge Baraona Puelma (CL) el día de hoy en el Club Hípico de Santiago.  Conducida magistralmente por el jinete Pedro Robles, La Cañita, esperó en el fondo del pelotón el desgaste de las punteras para luego dar su estocada final por el lado interior de la pista. Al cruzar la meta, fueron 3 cuerpos y 1/4 los que la separaron de su escolta Appolonia (Bad Daddy). Cabe destacar que tanto la La Cañita como Appolonia descienden de Cimarrera (Clasico), una de las yeguas madres fundadoras del Haras Paso Nevado. Cimarrera se ubica en lados diferentes en cada uno de los pedigrees de estas yeguas, al ser, bisabuela paterna de Appolonia y la cuarta madre de La Cañita.

Con esta victoria, Lookin at Lucky alcanzó la cifra de 34 ganadores clásicos en tan solo tres generaciones en edad de correr en Chile. Además, la combinación de Lookin at Lucky con las madres Scat Daddy sumó una nueva ganadora clásica, agregándose a lo hecho por el campeón El Pícaro y los clasiqueros Lucky Bay y Don Vitto. 

Tras la carrera, Juan Pablo Baeza, señalo que la próxima carrera de esta mulata sería el Clásico Las Oaks (Gr.1) a correrse el 30 de diciembre próximo, carrera en donde -salud mediante- La Cañita compartiría el partidor con la también criada en el Haras Paso Nevado y Campeona Dos Años Dafonda




03 de noviembre, 2018

Wow Cat, aseguró su lugar en la historia.

"Usualmente, gana el jinete con la chaquetilla más limpia" John Gosden.

Un verdadero lujo el segundo lugar obtenido por Wow Cat en la Breeders's Cup Distaff. Con esta actuación, Wow Cat iguala lo hecho por Cocoa Beach (Doneraile Court) en el año 2008, pasando ambas a compartir el titulo de la mejor actuación histórica de cualquier caballo criado en Chile en las Breeders' Cup. 

El desarrollo de la carrera fue diferente al esperado por Chad Brown, preparador de la campeona chilena. Antes de que el partidor se abriera, se preveía que tanto Vale Dori (Asiatic Boy) como Abel Tasman (Quality Road) salieran a tomar la punta, impregnando de velocidad un recorrido que de otra forma se podría tornar muy cómodo para la favorita Monomoy Girl (Tapizar). Lamentablemente y un hecho que al final terminaría minando las opciones de la chilena, Vale Dori salto mal al partir y Abel Tasman en palabras de Bob Baffert "renunció a correr", permitiendo de esta forma que Monomoy Girl viniera cómoda tras la puntera Wonder Gadot (Medaglia d' Oro). Lejos de las punteras quedaba Wow Cat, cuyo jinete tuvo que dejar pasar a sus rivales de manera de no dar tan abierto la primera curva, debido a esta maniobra en los metros iniciales Wow Cat perdió el ritmo y se ofuscó en en el fondo del pelotón a más de 20 cuerpos de la punteras. Con mucha paciencia José L. Ortiz, jinete de la yegua, fue reavivando el animo competitivo de nuestra campeona, que ya para la última curva había emparejado a La Force (Power) y por el interior de la cancha se disponía a descontar la diferencia abismal que la separaba de Monomoy Girl y la punteras. La tierra derecha de Churchill Downs fue para Wow Cat el escenario sobre el que se graduó de crack, con los ojos cegados por la arena fue rebasando una a una a sus rivales hasta que el poste de llegada puso fin a una remontada épica cuando tan solo la separaba un cuerpo de la ganadora. 

Fue una carrera en que todo Chile pasó del desconsuelo a la alegría en tan solo unos segundos. Una prueba que nos confirmó que la yegua está para pelear -salud mediante- las carreras más importantes de Estados Unidos y que sin lugar a dudas la coloca entre las mejores yeguas mayores de ese país. 

Ahora, los planes de Chad Brown para la que es su mejor hembra en la arena, consisten en hacerla pasar el invierno en sus cuarteles de Palm Meadows (Florida) y prepararla para la que esperamos sea una temporada gloriosa durante el próximo año.